img-9779_508669_20181130132243.jpg
04/12/2018 10:46:45
Fuente original

Reconocer la labor de la industria y mejorar el acceso, claves para atraer inversiones a España

Farmaindustria muestra el valor de las compañías y anima a debatir sobre la necesidad de una mayor financiación

Mejorar las condiciones para que las compañías farmacéuticas puedan aportar mayores inversiones en España es clave para la patronal de la industria farmacéutica española, Farmaindustria. Así lo aseguró su presidente, Martín Sellés, durante su intervención en el XV Seminario Industria Farmacéutica & Medios de Comunicación organizado por la patronal en Ávila. “El entorno actual es positivo y, precisamente, los logros que hemos conseguido en los últimos años es porque se han dado las condiciones adecuadas, pero siempre puede haber áreas de mejora”, explicó Sellés. A la organización le gustaría obtener un mayor reconocimiento para estas empresas que precisamente traen inversión al país, además de conseguir una mayor agilidad en lo referente al acceso de los pacientes a la innovación. “Esto nos ayudaría a tener argumentos más potentes ante nuestras compañías para defender atraer aún más inversiones”, dijo.

El presidente de Farmaindustria puso sobre la mesa la competencia existente entre las filiales de las multinacionales para conseguir esos recursos: “Todos quieren tener el centro de investigación en su país, y competimos con Estados Unidos, Japón, China o Alemania; pueden imaginarse lo difícil que es”, explicó.

Pero, a pesar de la competencia, lo cierto es que la industria farmacéutica española ha conseguido registrar datos que la sitúan como una de las industrias más punteras del país. El año pasado, dedicó 1.150 millones de euros a investigación, lo que supone el 21 por ciento de toda la I+D industrial española. Además, tal y como señaló el director general de la patronal, Humberto Arnés, cuenta con 137 fábricas que producen un negocio de 15.000 millones de euros, de los que 11.000 millones van a exportaciones. Además, las compañías que conforman el sector dan empleo a unas 200.000 personas en España, entre empleos directos, indirectos e inducidos.

Además, el empleo de la industria farmacéutica se caracteriza por la estabilidad (un 94,2 por ciento de los empleos son indefinidos), la alta cualificación (un 62,4 por ciento son titulados universitarios), la dedicación (sólo el 1,5 por ciento de los empleados indefinidos trabaja a tiempo parcial) y la proporción de empleo femenino, hasta el punto de que las mujeres ocupan el 52 por ciento de los puestos de trabajo, el doble de la media del sector industrial.

En este contexto, Arnés aseguró que la industria farmacéutica representa una oportunidad para España pero, para poder extraer todo el potencial de este sector, expuso, es necesario establecer “una acción colaborativa que implique a todos los agentes y que esté liderada por el Gobierno”, utilizando las bases y palancas de las que dispone este sector.

Debate sobre la financiación

Durante el encuentro organizado por la patronal, el presidente de Farmaindustria realizó una reflexión sobre la inversión que a día de hoy realiza España en Sanidad, que se sitúa en torno al 6 por ciento del PIB. “La inversión en sanidad realmente no ha crecido como lo ha hecho el PIB, y por eso todos los agentes del SNS han tenido que trabajar intensamente para que se mantenga la calidad” puntualizó. Y es que, dijo, en los países de nuestro entorno se dedica el entre el 7 y el 8 por ciento del PIB a esta partida. “Un punto porcentual suponen 10.000 millones de euros y nadie piensa que esto pueda suceder de la noche a la mañana”, explicó. Sin embargo, prosiguió Sellés, “ deberíamos reflexionar si podríamos ganar una décima o dos décimas cada año para que en el 2022 o el 2024 podamos estar en el 6,5 por ciento del PIB dedicado a sanidad”.

Desde su punto de vista, el sector debe ser consciente de que la sanidad es una prioridad para los ciudadanos y, por tanto, expuso, “los presupuestos deberían estar cada vez más de acuerdo con esas prioridades; es necesario seguir reflexionando en este sentido”.

Pacto gasto PIB

Durante el encuentro se abordó también la próxima renovación (o no) del convenio que vincula la evolución del gasto farmacéutico al PIB firmado por primera vez en 2015 entre Farmaindustria y el Gobierno central y que se debe renovar de forma anual. En este sentido, el director general de la patronal de la industria farmacéutica aseguró que aún no han mantenido un encuentro con la administración para abordar este asunto aunque, dijo, “estamos convencidos que en las próximas semanas podremos tener un contacto”.

Sellés quiso aprovechar la ocasión para reafirmar el compromiso del sector con la sostenibilidad del sistema. Este acuerdo es un claro ejemplo, señaló el presidente de Farmaindustria, de cómo en una situación de crisis “la industria entendió que un acuerdo de este tipo podía ser positivo y favorecer el acceso a la innovación”.

Según Félix Lobo, profesor emérito de la Universidad Carlos III, de Madrid, la industria podría tener que pagar al estado entre los 150 a los 300 millones de euros, según los términos del acuerdo. Y es que, con los datos referentes al gasto farmacéutico de los primeros ocho meses del año, todo apunta, según los cálculos de Lobo, a que este podría registrar un crecimiento por encima del 5 por ciento —al que habría que descontar a los genéricos— , mientras que el incremento del PIB se estima que se sitúe en un 2,7 por ciento.



Leer el artículo original completo

Otras noticias que pueden interesarle