roche-madrid-1-728.jpg
19/02/2021 09:00:23
Fuente original

Extremadura adjudica a Roche el reparto de reactivos por 1,7 millones de euros

La farmacéutica suministrará a los centros sanitarios dependientes del Servicio Extremeño de Salud (SES) reactivos para el control del tratamiento anticoagulante oral.

Extremadura continúa dotándose de material para hacer frente a la crisis del Covid-19. El Gobierno autonómico ha adjudicado al gigante farmacéutico Roche el suministro de reactivos por 1,7 millones de euros (IVA incluido), según se desprende de un documento de la consejería de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta extremeña.

Roche se encargará, durante los próximos tres años, de repartir a los centros sanitarios dependientes del Servicio Extremeño de Salud (SES) reactivos para el control del tratamiento anticoagulante oral (TAO). El más habitual en España se basa en la administración de fármacos denominados antivitamina K o cumarínicos. Actúan haciendo que la sangre tarde más tiempo en coagular. Estos medicamentos no pueden disolver los coágulos ya formados.

La división de diagnóstico de la farma, Roche Diagnostics, ha resultado la adjudicataria por delante de Gamma Solutions Health, que también se presentó al concurso. La multinacional helvética ha sido la ganadora por obtener una mayor puntuación en el precio unitario ofertado, control de calidad en la tira reactiva y en el envase de estas tiras.

La implantación del control descentralizado y mediante punción capilar del tratamiento anticoagulante oral (TAO) fue ya asumido por el SES, a través de la Dirección General de Asistencia Sanitaria en marzo de 2006. El TAO se utiliza en situaciones que comportan un riesgo elevado de trombosis o embolia, ya sea como prevención primaria o prevención secundaria en aquellos casos en que ya se ha producido.

Sin embargo, es imprescindible un control periódico, con objeto de evitar riesgos derivados, tanto de una anticoagulación excesiva que podría dar lugar a eventos hemorrágicos, como de una anticoagulación insuficiente, que dejaría al paciente expuesto a episodios tromboembólicos. Para llevar a cabo el TAO es necesario disponer de la tira reactiva, el material de corte asociado y coagulómetros o dispositivos electrónicos para realizar el análisis de las muestras.

Para la determinación del número de tiras reactivas se han tenido en cuenta los contratos precedentes de TAO llevados a cabo por el SES. El consumo de tiras se mantiene estable, con 500.000 unidades anuales, según el informe de necesidad de este contrato.

Roche alcanzó un beneficio neto de 13.214 millones de euros en 2020, un 6% más que en 2019. El grupo registró unos ingresos de 55.973 millones de euros, un 5% menos. Por segmentos de negocio, el área de productos farmacéuticos se contrajo un 8,2%, hasta 41.174 millones de euros. Por su parte, la división de diagnóstico ingresó 12.751 millones de euros, un 6,5% más.

 

 



Leer el artículo original completo

Otras noticias que pueden interesarle