la-monitorizacion-continua-de-glucosa-es-una-tecnologia-que-permite-medir-la-glucosa-de-forma-continua-en-el-tejido-y-no-en-sangre.jpeg
12/02/2018 12:15:04
Fuente original

Cataluña financiará los dispositivos de monitorización continua de glucosa

Catsalut los facilitará, en una primera fase, a menores de 7 años, embarazadas y personas portadoras de bomba de insulina con hipoglucemia de repetición o desapercibida. Esta tecnología permite medir la glucosa de forma continua las 24 horas del día

El Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) ha decidido incorporar a la cartera de servicios los dispositivos de monitorización continua de glucosa, de forma que a partir de este año financiará estos aparatos, que permiten el control correcto de la diabetes. En concreto, en una primera fase los financiará para las personas que tienen diabetes de tipos 1 y que se encuentran en alguno de estos tres casos: ser menor de 7 años, ser una mujer embarazada y traer bomba de insulina con hipoglucemia de repetición o desapercibida.

El CatSalut es consciente de la importancia de los dispositivos de monitorización continua de glucosa y de los beneficios que pueden aportar en el control correcto de la diabetes. En este sentido, y atendidas las diferentes alternativas que hay actualmente al mercado, el CatSalut ha trabajado conjuntamente con expertos clínicos de los principales servicios de endocrinología de Cataluña. El objetivo ha sido optimizar las condiciones de acceso a esta tecnología y la financiación, y definir los criterios clínicos de inclusión desde el punto de vista de seguridad, efectividad y coste-efectividad y mejora de la calidad de vida; el objetivo final es poder mejorar los resultados en salud obtenidos.

El objetivo es buscar un cambio de tendencia en la manera de comprar tecnología sanitaria y obtener mejoras en salud de las personas con diabetes

Así, se iniciará una primera fase de acceso a estos dispositivos para los tres casos anteriormente indicados, que se prevé que podría beneficiar cerca de 800 personas en Cataluña. Posteriormente, se irán incorporando los otros perfiles de pacientes incluidos en la priorización realizada por los expertos clínicos.

¿CÓMO FUNCIONA?

La monitorización continua de glucosa es una tecnología que permite medir la glucosa de forma continua en el tejido (intersticial) y no en sangre. Hay dos modalidades de monitorización continua de glucosa a tiempo real:

El sistema en tiempo real (real-time), que se compone de un sensor con un filamento insertado bajo la piel y un transmisor que envía la señal a un receptor para informar de la lectura. Permiten la configuración de alarmas de límites de glucosa (alta o baja) y requieren de calibración mediante controles de glucemia capilar.

El sistema flash (flash), una lectura continua en tiempo real, siempre que el paciente acerque el receptor al sensor. No dispone de alarmas y no hace falta la calibración con glucemias capilares.

El CatSalut incorpora esta tecnología por medio del Programa de armonización de productos sanitarios. En este caso concreto, se da un paso adelante para ordenar y homogeneizar los criterios y directrices de las actuaciones de los centros de Cataluña en todos aquellos aspectos relacionados con la monitorización continua de glucosa, y para crear un marco de referencia y actuación único y común para todos. El Programa está liderado por el Servicio Catalán de la Salud y busca un cambio de tendencia en la manera de comprar tecnología sanitaria, pasando de comprar productos específicos en relación con el control de la glucemia, a comprar resultados y mejoras en salud de las personas con diabetes.

El protocolo de acceso a la monitorización continua de glucosa ha sido realizado por el CatSalut gracias al trabajo técnico del grupo de expertos clínicos que han participado en el Programa, del informe de la Agencia de Calidad y Evaluación Sanitarias y de las recomendaciones de acceso a la monitorización continua de glucosa propuestas por el Consejo Asesor sobre la Diabetes de la Agencia de Salud Pública de Cataluña, formado por profesionales clínicos y pacientes.

 



Leer el artículo original completo

Otras noticias que pueden interesarle