000000632059.jpg
07/06/2018 10:53:41
Fuente original

El sector sanitario le pone deberes a la nueva ministra de Sanidad, Carmen Montón

El nombramiento de la que hasta ahora era consejera de Sanidad de la Generalitat Valenciana, Carmen Montón, como nueva ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social del Gobierno de Pedro Sánchez ha traído consigo reacciones por parte del sector sanitario, que le pone deberes, como mejorar la financiación sanitaria y alcanzar, por fin, un Pacto por la Sanidad.

La Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) califica de “buena noticia” este nombramiento. “Desde la FADSP siempre hemos señalado que la persona titular del Ministerio de Sanidad debería de tener conocimientos sobre el sistema sanitario y, a ser posible, experiencia en la Administración sanitaria”, explican, y, en este caso, creen que Carmen Montón “reúne ambas características”.

Por otro lado, desde esta organización afirman que su actuación como consejera en el Gobierno de la Comunidad Valenciana “tiene logros reseñables”, como la nueva Ley de Salud de esta región; el establecimiento de mecanismos para asegurar la asistencia sanitaria a todas las personas y el acceso a los medicamentos que estaban impedidos por los copagos; y, sobre todo, “el rescate del Hospital de Alzira para la red sanitaria pública”.

Desde el otro punto de vista, la Fundación IDIS, que agrupa a los defensores y promotores de la sanidad privada, no se mencionan actuaciones concretas de la nueva titular de Sanidad y le ofrecen todo el apoyo de su sector “para colaborar en los objetivos comunes de la consecución de los mejores resultados de salud con calidad, seguridad y eficiencia, en un sistema sanitario que tenga al paciente como principal beneficiario en condiciones de acceso y equidad, y procure especialmente por un desarrollo de los profesionales sanitarios en los términos que su alta cualificación y responsabilidad requieren y merecen”.

Distintos colectivos le felicitan

El Consejo de Enfermería de la Comunidad Valenciana (CECOVA) también felicita a Montón por su nombramiento. “Una nueva etapa en la que desde nuestra institución le deseamos todo tipo de éxitos profesionales con la confianza de que las sugerencias y aportaciones realizadas por el CECOVA con respecto a la profesión de Enfermería durante su etapa de consejera le sean de ayuda y utilidad para su gestión como máxima responsable sanitaria de España”, expresa esta organización.

La Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) da igualmente la enhorabuena a la nueva titular de la cartera sanitaria del Ejecutivo, a la que “le desea el mayor de los éxitos en sus nuevas responsabilidades y se pone a su disposición para colaborar en la mejora de nuestro sistema sanitario”.

La Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA), de igual manera, “saluda y le da la enhorabuena a la nueva ministra de Sanidad, Carmen Montón, por su nombramiento” y se pone “a su disposición en el difícil reto de trabajar por la solvencia del sistema”.

Mandatos a la nueva ministra

Todas estas organizaciones, a pesar de las felicitaciones, establecen una serie de deberes para Montón de cara al tiempo que pueda estar como titular de la cartera sanitaria. Es el caso precisamente de SEDISA, que asegura que solicitará mantener un encuentro para presentarle las principales líneas de actuación y prioridades en la profesionalización, la transparencia y el buen gobierno de las instituciones sanitarias, así como los proyectos impulsados por SEDISA en este marco.

En definitiva, los directivos de la salud piden, en esta nueva etapa de la cartera de Sanidad, el compromiso de su responsable con la profesionalización de los directivos de la salud y la gestión sanitaria, “como algo implícito y explícito en el sistema sanitario desde el punto de vista estratégico e independientemente del modelo sanitario de cada comunidad autónoma”.

Desde la empresarial de la tecnología sanitaria,Fenin, se ofrece todo su apoyo para “continuar trabajando en los retos más urgentes de la Sanidad, como son la obsolescencia del equipamiento tecnológico instalado en los hospitales, la acreditación del organismo notificado español a los nuevos reglamentos europeos de productos sanitarios, la mejora de la calidad asistencial y la digitalización del sistema sanitario para dar respuesta a la cronicidad y al envejecimiento de la población”.

Retos importantes

“Es obvio que la nueva ministra tiene ante sí unos restos muy importantes porque los últimos años se ha avanzado en una política de recortes, deterioro, desmantelamiento y privatización del sistema sanitario público, que se ha postergado continuamente en aras de los intereses económicos del sector privado”, explica la FADSP.

En este sentido, desde esta última organización señalan seis líneas en las que debería trabajar Montón, que incluyen garantizar el final de las exclusiones sanitarias, y de la universalidad de la asistencia, acabando con las barreras económicas y sociales al acceso, para lo que se precisa la derogación inmediata del Real Decreto Ley 16/2012 y asegurar una financiación suficiente a la Sanidad Pública, disminuyendo las desigualdades y fomentando la cohesión.

Esta organización en defensa de la Sanidad Pública también solicita acabar con las privatizaciones y recuperar lo privatizado también fomentando las modificaciones legislativas necesarias (por ejemplo derogando la Ley 15/97); potenciar la utilización intensiva y eficiente de los recursos del sistema sanitario público, para lo que se precisa la recuperación del empleo perdido en el Sistema Nacional de Salud (SNS); mejorar la coordinación entre las comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad; y una nueva política farmacéutica que priorice los derechos de las personas sobre los intereses de las multinacionales.

Peticiones de los sindicatos

El Sindicato de Enfermería (SATSE) también va en esta línea de poner deberes a Montón, ya que “el nuevo periodo gubernamental no debe suponer, independientemente de su duración, una desatención a las políticas relativas al mantenimiento y mejora del SNS y sus profesionales”. “La Sanidad no puede guardarse en un cajón con llave hasta las próximas elecciones generales”, apunta.

Por ello, el presidente de esta organización sindical, Manuel Cascos, solicita una reunión con la nueva responsable de Sanidad al objeto de trasladarle personalmente sus principales reclamaciones “para que los ciudadanos reciban una atención sanitaria más segura y de mayor calidad, y que los profesionales de Enfermería y Fisioterapia sean reconocidos laboral y profesionalmente como merecen en función de su labor y competencias”.

SATSE demanda una mejora de la financiación sanitaria, con un incremento del porcentaje del PIB destinado a Sanidad de, al menos, el 7 por ciento; el impulso de nuevos mecanismos que aseguren una asistencia sanitaria igualitaria y equitativa en todo el Estado; alcanzar, “de una vez por todas”, un Pacto por la Sanidad; trabajar con las comunidades autónomas en garantizar un número suficiente de enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas por paciente; la elaboración de una norma estatal contra las agresiones a los profesionales; la modificación pactada entre los representantes enfermeros y médicos del Real Decreto de Prescripción Enfermera; acabar con la elevada temporalidad que tiene el SNS; el desarrollo de las especialidades enfermeras; y la consolidación definitiva de la Conferencia Enfermera como órgano de debate.

Otro sindicato, en este caso la Unión General de Trabajadores (UGT), solicita a Montón “que respete y aplique, cuanto antes, el Acuerdo para Mejorar el Empleo Público y las Condiciones de Trabajo”. La organización sindical manifiesta, además, que el acuerdo “está vigente y sin vuelta atrás”. La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), por su parte, reclama a la nueva ministra de Sanidad que promueva y coordine Ofertas Públicas de Empleo (OPE) anuales para combatir la alta precariedad laboral en el SNS. Asimismo, este último sindicato propondrá al nuevo equipo ministerial la homologación retributiva entre las diferentes comunidades autónomas.

Otras reacciones

El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF) felicita a Carmen Montón por su nombramiento como nueva ministra de Sanidad. Su presidente, Jesús Aguilar, ofrece a la nueva responsable de Sanidad “el compromiso de diálogo y colaboración de la profesión farmacéutica para contribuir a la mejora y eficiencia del SNS”.

Otra organización colegial, en este caso el Consejo General de Enfermería, también da la enhorabuena a la nueva titular de la cartera sanitaria. “Es una persona con formación sanitaria, con experiencia como gestora de la Sanidad y que, además, tal y como hemos comprobado en sus declaraciones en los medios, tiene el convencimiento de que la profesión enfermera es un eslabón fundamental en la cadena asistencial presente y futura de nuestra Sanidad”, expresa su presidente, Florentino Pérez Raya.

“Queremos pedirle que cuente con nosotros, con los profesionales sanitarios en general y, especialmente, con las enfermeras y enfermeros, que somos los verdaderos expertos en los cuidados, en la prevención y en la educación para la salud. Las enfermeras somos la profesión más cercana al ciudadano y la mejor valorada siempre en todas las encuestas a los pacientes”, agrega el máximo representante de la Enfermería.

Postura de la Sanidad Privada

La Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE) solicita, de manera particular, diálogo a Montón, “cuya trayectoria en materia sanitaria no se ha mostrado favorable a la colaboración público-privada y está marcada por la reversión de modelos indispensables para garantizar la sostenibilidad del SNS”.

De la misma forma, ASPE se pone también a disposición de la nueva ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y de la nombrada ministra de Economía, Nadia Calviño, a las que recuerda que “el sector sanitario privado es un motor económico para España, que da empleo a más de 260.000 profesionales y representa, aproximadamente, el 3,5 por ciento del PIB”.

En la línea de colaboración público/privada también se ha pronunciado la Fundación IDIS que recuerda cómo, desde su constitución, ha mostrado su voluntad de cooperación con las diferentes administraciones, ofreciendo y planteando estrategias y proyectos que mejoren el acceso al sistema, le ayuden a aliviar la gran presión asistencial y financiera y a la vez le doten de equidad en todos los sentidos, poniendo el acento en la creciente innovación, las nuevas tecnologías y todas las novedades que la ciencia ofrece y que contribuyen a la consecución de los mejores resultados de salud, asistenciales y de gestión.

Además, añade la nota del IDIS, “la sanidad de titularidad privada tiene un peso muy relevante y destacado en el sistema económico y social en términos de generación de bienestar, riqueza, desarrollo y empleo y es un sector indiscutible que ofrece garantía de sostenibilidad al sistema sanitario y a la vez contribuye a impulsar la solidez de nuestro país en el concierto internacional de naciones”.

Los pacientes y las sociedades, pendientes de Montón

“Valoramos positivamente su elección porque procede de un puesto de responsabilidad en el Gobierno, conoce el sector sanitario y es, además, licenciada en Medicina”, declara el presidente de la Federación de Asociaciones Científico-Médicas de España (FACME), el doctor Fernando Carballo. “Nos pondremos a su disposición inmediatamente para trabajar conjuntamente en aquellas iniciativas y estrategias que se pongan en marcha en el sector y afecten directamente a los profesionales sanitarios”, añade.

La Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP) espera, por su parte, que el nuevo Gobierno siga avanzando en la participación efectiva de los pacientes en las decisiones del SNS. Y la Asociación Española de Medicamentos Genéricos (AESEG) felicita a Montón por su nombramiento y le desea el mayor éxito en su gestión, además de confiar en “conservar la fluida relación e interlocución que siempre ha mantenido con la Administración sanitaria”.



Leer el artículo original completo

Otras noticias que pueden interesarle