19/06/2020 09:26:32

Informe de la Comisión al Parlamento Europeo y al Consejo sobre los obstáculos al comercio y la inversión (1 de enero de 2019 - 31 de diciembre de 2019); y Conclusiones del Consejo sobre la configuración del futuro digital de Europa

El día 15 de junio de 2020 se ha publicado el Informe de la Comisión al Parlamento Europeo y al Consejo sobre los obstáculos al comercio y la inversión (1 de enero de 2019 - 31 de diciembre de 2019), que analiza "los nuevos obstáculos a los que se enfrentaron las empresas de la Unión Europea (UE) en 2019, así como aquellos eliminados para nuestras empresas en el mismo año gracias a la asociación de acceso a los mercados de la UE, que reúne a la Comisión, los Estados miembros y las empresas de la UE".

En primer lugar, se examinan los 438 obstáculos activos al comercio y la inversión, por país y por tipo de obstáculo, señalados a la Comisión y registrados en la base de datos sobre el acceso a los mercados (MADB) de la UE. En este sentido, en el inventario general de los obstáculos al comercio y la inversión por tipo de medida, se muestra que, por primera vez, en 2019 las medidas en frontera (229, lo que equivale a un 52 %) -es decir, restricciones que afectan directamente a las importaciones y exportaciones a nivel de las aduanas- son más numerosas que las medidas tras la frontera (188, es decir, un 43 %), lo que indica que los socios están recurriendo a un abanico más amplio de tipos de obstáculo para la consecución de objetivos proteccionistas. En concreto, se señala que "las medidas tras la frontera afectan a los productos después de la importación mediante obstáculos técnicos al comercio (OTC) injustificados relativos al comercio de bienes (78 obstáculos), los derechos de propiedad intelectual (34), la contratación pública (25), los servicios (22) y las inversiones (15)". Además, se indica que los requisitos de contenido local obligan a las empresas extranjeras a utilizar determinadas cantidades de bienes o servicios producidos a nivel local; y que "estos requisitos están integrados en muchos tipos de obstáculo y afectan, por ejemplo, a los préstamos preferenciales, la contratación pública o las condiciones relativas a la inversión extranjera directa (IED)".

A continuación, el informe ofrece un análisis detallado de los cuarenta y tres obstáculos nuevos notificados en 2019, que describe las tendencias específicas observadas en diversos países y sectores y evalúa los flujos comerciales que se pueden ver afectados por ellas. Así, en los nuevos obstáculos notificados en 2019 por tipo de medida, se destaca que "las medidas tras la frontera son, en su mayor parte, obstáculos técnicos al comercio (nueve obstáculos), a los que en algunos casos se añaden problemas de derechos de propiedad intelectual (DPI) (uno), medidas de defensa comercial que no se ajustan a las obligaciones internacionales (uno) y dificultades para el acceso de las empresas de la UE a la contratación pública (uno)".

Asimismo, se profundiza con mayor grado de detalle en algunos de los obstáculos resueltos que mayor impacto generan y ahonda en los beneficios económicos obtenidos mediante la asociación de acceso a los mercados en 2019 tomando como referencia los modelos económicos. En este sentido, se señala que "es posible que el resultado de este análisis econométrico no muestre el impacto total de la estrategia de acceso a los mercados, ya que la metodología no nos permite incluir los obstáculos horizontales complejos que afectan a las mercancías, ni tampoco los obstáculos que van más allá de las mismas (por ejemplo, que afectan a servicios, contratación pública, inversión o derechos de propiedad intelectual), que puedan afectar directa o indirectamente a diversos productos a través de los flujos comerciales y de inversión".

Por otra parte, el día 16 de junio de 2020 se han publicado en el DOUE las conclusiones del Consejo sobre la configuración del futuro digital de Europa. En concreto, por lo que se refiere a la contratación pública, el Consejo, por una parte, "anima a los Estados miembros a desarrollar las capacidades de reparación, desmontaje y reciclaje de dispositivos electrónicos y a integrar en sus planes de acción nacionales de contratación pública los nuevos criterios de contratación pública ecológica para los centros de datos y los servicios en la nube", y por otra, "anima a usar productos procedentes de la reutilización o que incorporen materiales reciclados, recurriendo para ello a las políticas de contratación pública de los Estados miembros y las instituciones de la UE".

Otras noticias que pueden interesarle