csv-2896_563060_20190405132135.jpg
09/04/2019 09:17:29
Fuente original

Llegó la hora del coste-efectividad

Ha tenido que pasar la friolera de casi siete años para ver aprobado el grupo de expertos encargado de proporcionar asesoramiento, evaluación y consulta al trabajo de la CIPM

La política farmacéutica exige establecer medidas decididas que tengan efectos tanto a corto, como a medio y largo plazo con el objetivo de que el Sistema Nacional de Salud sea sostenible y eficiente. Las acciones dirigidas a mejorar la actual evaluación fármaco-económica de los medicamentos y la información que dispone la Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos para la toma de decisiones son de elevado interés general. Así consta en la exposición de motivos del Acuerdo del Consejo de Ministros de 22 de marzo de 2019 por el que se crea el comité Asesor para la Financiación de la Prestación Farmacéutica del SNS, unos párrafos que ponen de manifiesto tanto la decidida apuesta del actual equipo del Ministerio por el coste-efectividad, como la prolongadísima espera que ha sufrido la incorporación de este criterio.

Ha tenido que pasar la friolera de casi siete años para ver aprobado el grupo de expertos encargado de proporcionar asesoramiento, evaluación y consulta sobre la pertinencia, mejora y seguimiento de la evaluación económica necesaria para sustentar las decisiones de la CIPM. Casi siete años durante los cuales, mientras los discursos oficiales insistían en la importancia del coste-efectividad como apoyo en la toma de decisiones, los economistas de la salud veían cómo la promesa de llevarlo a la práctica —incluida en 2012 en la modificación de la Ley de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos— se diluía de manera progresiva.

Las felicitaciones se han repetido ahora, como no podía ser menos, y constituyen un paso más dentro de la indiscutible apuesta de la ministra María Luisa Carcedo y de su escudera en el área de Farmacia, Patricia Lacruz, de avanzar en una toma de decisiones basada en evidencia científica... Un paso que sigue, por ejemplo, al que ya se dio con el anuncio de Valtermed. Los economistas de la salud estaban encandilados con esta propuesta pero demandaban su participación. No se puede obviar el peculiar momento en el que aparece este grupo de expertos, rodeado de tanta ilusión como de incertidumbre por lo que ocurra en las elecciones de abril y mayo, pero de momento se confirma como la mejor manera de avanzar e impedir que Valtermed y la apuesta por potenciar —ahora sí— el criterio del coste-efectividad en la toma de decisiones se queden en un cajón.



Leer el artículo original completo

Otras noticias que pueden interesarle