Sin nombre.jpg
12/02/2018 08:22:13
Fuente original

Sanidad inicia un modelo de pago por resultados para abordar la innovación

El sistema está diseñado, en coordinación con las comunidades, para fármacos de alto impacto económico

El abordaje de la innovación que está llamando a las puertas del Sistema Nacional de Salud tiene un nuevo aliado. Junto a fórmulas ya experimentadas como el techo de gasto o la compra por volumen, el Ministerio de Sanidad ha diseñado, en colaboración con las comunidades autónomas, un modelo que medirá los resultados de los fármacos en vida real y se someterá a revaluaciones. El sistema establecerá pautas de utilización de los medicamentos (un protocolo) y dispondrá de un registro donde los diferentes territorios de la geografía nacional introducirán los resultados que se vayan cosechando.

El origen de este nuevo modelo tiene lugar dentro de la Comisión de Farmacia del Consejo Interterritorial y la Comisión Interministerial de Precios. Allí, y durante gran parte de 2017, se ha ido fraguando este nuevo modelo que se utilizará para medicamentos de alto impacto económico, sobre todo en patologías poco frecuentes y oncológicas que no tengan otra alternativa terapéutica.

La primera prueba se va a realizar a partir del uno de marzo (aunque el registro estará disponible a partir de abril) con un medicamento para Atrofia Muscular Espinal llamado Spinraza y comercializado por Biogen. Dentro del sistema diseñado por Sanidad, el laboratorio se encargará del coste del tratamiento de todos los pacientes que hayan participado en el ensayo clínico mientras que para el resto (entre 300 y 400 según datos ofrecidos por la Dirección de Farmacia del Ministerio de Sanidad) habrá una financiación pública de 400.000 euros el tratamiento (con un techo de gasto sin especificar). Este precio será sometido a revisión cuando se obtengan nuevos datos de experiencia real del fármaco, lo que ocurrirá en un plazo no menor a dos años, aseguran desde el Ministerio. Además, Sanidad ha despejado a EG una de las dudas que se generaron durante la presentación de este nuevo modelo de financiación: el Sistema Nacional de Salud correrá con los gastos de tratamiento en pacientes donde no se obtengan beneficios durante el tiempo que se haya utilizado Spinraza.

Las comunidades autónomas consultadas por EG se muestran satisfechas de este nuevo sistema acordado. Fuentes del Servicio Andaluz de Salud explican que esta comunidad ha participado de manera activa en la elaboración de este protocolo farmacoclínico y ha estado presente, con varios representantes, en las reuniones que se han convocado para debatir este asunto y en el grupo que ha elaborado el protocolo. “Creemos que es fundamental que exista equidad en el acceso a tratamientos innovadores como éste y compartimos el método que se ha consensuado para la financiación de este fármaco, para el que la Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos ha establecido un techo de gasto para cada uno de los tres años siguientes, como se ha hecho en otros casos para otros fármacos de estas características”, aseguran.

Desde el País Vasco, el consejero de Sanidad, Jon Darpón, atendió a este medio y explicó que sistemas como este o como el llevado a cabo con la hepatitis C son del agrado de su comunidad autónoma aunque volvió a reclamar mayor presencia del País Vasco en los órganos de coordinación interministerial. “Seguimos demandando, y lo haremos de nuevo cuando llegue el Interterritorial, un puesto fijo en la Comisión de Precios”, aseveró.

La otra cara de la moneda de la negociación de este nuevo modelo, la industria farmacéutica, también se muestra complacida con el sistema. Si bien Biogen no ha querido hacer declaraciones “por motivos de confidencialidad”, desde Farmaindustria sí han valorado positivamente el anuncio de Sanidad. “Estamos a favor de este tipo de acuerdos entre compañías y Administración en la medida en que, por medio de la colaboración y a partir de recursos como la medición de resultados y el riesgo compartido, facilitan el acceso de los pacientes a la innovación. Esto es más necesario ante la progresiva llegada de nuevos medicamentos cada vez más específicos que exigirán soluciones igualmente específicas para su incorporación”, afirman.

Las reacciones más reacias llegan desde el Congreso de los Diputados y no por el modelo en sí. PSOE y Ciudadanos lamentan “haberse enterado del nuevo modelo por la prensa” y solicitan información al Ministerio. Por su parte, desde Podemos sí que han valorado el nuevo modelo de financiación. “Estamos de acuerdo con este nuevo sistema para medicamentos de alto impacto pero insistimos en que debe haber más transparencia en los precios”, dicen.



Leer el artículo original completo

Otras noticias que pueden interesarle